Gestión de Identidades Digitales

Cada día nos encontramos con más información sobre nosotros en Internet. Información que muchas veces nos hemos escrito nosotros y que por ende no tenemos el control de lo qué dice o cómo lo dice.

El problema que lo anterior presenta es simple: con los cambios del mundo hoy en día nos encontramos con contrataciones por Internet y despidos por publicaciones en medios digitales. Es el nuevo mundo, el mundo de las comunicaciones digitales, en donde el trabajo está cambiando las pautas de la contratación.

Entonces qué tenemos que hacer para no entender este nuevo escenario y no quedarnos bajo el carro.

Lo primero que tenemos que hacer es entender algo: estar presente o no Internet muchas veces  no es decisión nuestra. Sí, porque basta que alguna persona suba y etiquete una foto en la que aparezcamos para ya aparezcamos en las búsquedas de Google o Facebook.

Así las cosas que no queda, seguir esta simple guía que he desarrollado en varias etapas para poder utilizar efectivamente los medios digitales.

  1. Si decidiste estar en Internet lo mejor que puedes hacer es reclamar tus cuentas. Crea las esenciales,  Google +, Linkedin y un blog. Facebook y Twitter son solo para quienes quieren tomarse más en serio su identidad digital.
  2. Lo mejor que puedes hacer es usar tu nombre y tu apellido. Es la forma por la que te van a buscar y así puedes manejar mejor cómo apareces.
  3. Decide qué no quieres contar. Más que tener una línea editorial cuenta lo que quieras pero sé consistente. Cuenta lo que consideres que sea importante para tu perfil profesional. No todo es importante.
  4. Escoge una buena foto de perfil y crea una buena presentación personal. En ambos aspectos las personas se fijan mucho pues en social media son tu mejor carta de presentación.
  5. Sé natural. Los usuarios de Internet son muy buenos para descubrir cuando mientes.

Agregar un comentario